Canal y estrategia no son lo mismo

Es cierto que la falta de promoción genera menos visibilidad y… ventas, sin embargo, hacer publicidad y usar todos los canales de comunicación tampoco son la garantía del éxito.

¿A qué viene esto?

Muchas veces creemos que abrir nuevos canales, hacer más aplicaciones, tener presencia en más redes sociales y gastar más en pauta mensual es todo lo que necesitamos para lograr el éxito, y si todo el mundo lo hace, con mayor razón que no podemos quedarnos atrás.

Pero perdemos de vista algo tan básico y fundamental, nuestra estrategia de negocio:

  • Quién soy y cómo quiero que el mercado me vea
  • Qué es lo que hago y cómo lo hago distinto de los demás
  • Eso que yo hago, para quién lo hago y para quién no?

Es probable que todos estos interrogantes los tengas siempre muy bien resueltos, ¡grandioso!

Entonces no los pierdas de vista cuando se trata de decidir tu incursión en un nuevo canal o de desplegar una idea de comunicación. Y si no los tienes tan bien resueltos, ¡adelante! Esa es tu tarea número uno: define tu estrategia y entonces sí, elige la forma y el medio en que se la quieres contar a los demás.